Las familias numerosas de Andalucía mantendrán la categoría que tengan hasta la pérdida del título de familia numerosa, es decir, cuando el último de los hijos cumpla la edad establecida en la ley para seguir formando parte de la familia a esos efectos (21 años o 26 si está estudiando).

Este hecho, por el que lleva meses peleando la Federación Andaluza de Familias Numerosas y su Asociación de Sevilla, será posible al haber retirado la Junta de Andalucía el recurso presentado en su día contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que falló a favor de los intereses de las familias numerosas en la causa por el mantenimiento de la categoría. La causa, el cambio de categoría, estaba ocasionando a muchas familias la pérdida de beneficios sin que hubiera una base legal para ello, sino una interpretación interesada de la ley por parte de la Administración, como han estimado los tribunales en sucesivas sentencias.

La batalla legal la inició una familia numerosa de Sevilla, a la que, al cumplir años el mayor de los hijos, se le rebajó la categoría, pasando de especial a general y perdiendo con ello derechos y beneficios. La familia presentó una demanda contra la Junta en un Juzgado de Sevilla, donde obtuvo una sentencia favorable, pero la Junta de Andalucía recurrió ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Éste volvió a dar la razón a la familia y la Junta presentó entonces un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, el que finalmente ha decidido retirar antes de hacerse público el fallo.

La Federación Andaluza de Familias Numerosas ha recibido con gran alegría la noticia de retirada del recurso, después de meses peleando por este asunto, que planteó hace unos días al nuevo equipo de gobierno en la Junta de Andalucía, en concreto, a la secretaria general de Familias, Ana Mata, que ha entendido que la reclamación de las familias es justa y coherente con el espíritu de la ley de familias numerosas, que en su última reforma perseguía evitar las discriminaciones entre hermanos.

En Andalucía hay 131.609 familias numerosas, de las cuales son de categoría especial 12.239. Según ha informado la secretaria general a la Federación Andaluza, a partir de ahora todas las familias mantendrán la categoría, aunque cambie su composición familiar, y las que hayan recurrido el asunto por haber sufrido la pérdida de la categoría también verán restablecidos todos sus derechos.

Laguna legal en la reforma de la Ley

Y es que en 2015, y gracias al trabajo de las asociaciones de familias numerosas lideradas por la FEFN, el Gobierno aprobó el mantenimiento de título de familia numerosa hasta que el último

de los hijos cumpliera la edad establecida en la ley, de manera que, aunque los mayores fueran saliendo del título, el resto de la familia siguiera siendo familia numerosa y accediera, por tanto, a los mismos beneficios y bonificaciones en tasas y precios públicos. Sin embargo, la reforma de la ley no incluyó una referencia explícita al mantenimiento de la categoría, por lo que la administración andaluza entendió, de forma errónea y por su propio interés, que las familias de categoría especial (con 5 ó más hijos) pasaban a ser de categoría general sufriendo con ello un recorte de sus derechos.