En estos días, muchos de vosotros, estáis recibiendo una carta del Ministerio de Transición Ecológica en la que se os comunica ser beneficiarios del Bono Social Térmico, por tener ya el Bono Social Eléctrico.

El Bono Social Térmico es una ayuda que se otorga a todos los usuarios que tengan el Bono Social Eléctrico.La ayuda constaría de un dinero a percibir en el primer trimestre de cada año por la administración autonómica. Este año, al ser el primero, de manera excepcional la otorgará el Ministerio de Transición Energética.

La cantidad dependerá de lo destinado por el Estado en los Presupuestos Generales, siendo el importe mínimo de 25€. El importe aumentará dependiendo de la ayuda ofrecida a través del bono social de luz y de la zona climática donde se encuentre la vivienda. El descuento llegará a ser de hasta el 60% si el consumidor tiene la condición de ser vulnerable severo o se encuentran en exclusión social.

Las viviendas localizadas en las zonas más frías del país, tendrán prioridad frente a las situadas en las zonas más cálidas.
A diferencia del Bono Social Eléctrico, en el cual tienen que presentarse una serie de documentos a la Comercializadora de Referencia de la luz, el Bono Social Térmico se otorgará de forma automática a los beneficiarios de la ayuda en la factura de la luz.

No será necesario presentar documentación adicional, ya que serán las comercializadoras eléctricas las encargadas de pasar el listado a las Comunidades Autónomas. Éstas lo asignará al cliente final.

El plazo que se estipula para poder recibir la ayuda térmica dependerá exclusivamente del plazo otorgado para solicitar el Bono Social de Luz. La fecha límite para ello fue el pasado 31 de Diciembre del 2018. Quienes sean beneficiarios de esta ayuda, automáticamente también recibirán el Bono Social Térmico.