Tras la advertencia a los “baby boomers” que hizo ayer el ministro Escrivá y que hoy ha matizado

Familias Numerosas reclama al Gobierno que garantice la equidad en las pensiones para aquellas familias que aseguran la reposición de población

La Federación Andaluza de Familias Numerosas (FAFN) pide que se proteja de una forma justa, además de solidaria, la jubilación de las familias que más capital humano aportan porque “nuestros hijos son los futuros cotizantes”

Con una media de 3 hijos, las familias numerosas son las únicas capaces de garantizar el relevo de población, que no es posible con el índice de fertilidad actual fijado en sólo 1,2 hijos por mujer

Sevilla, a 2 de julio de 2021. La Federación Andaluza de Familias Numerosas (FAFN) pide al Gobierno que sea justo con el sistema de pensiones y garantice la jubilación, sin recortes ni demoras, para aquellos que más están aportando a la sociedad y sosteniendo el sistema de bienestar social, porque “no puede ser que alguien que ha trabajado y cotizado un montón de años y que además ha tenido varios hijos que se integran en el sistema de cotización del que se beneficia toda la sociedad, llegue a la vejez y no tenga una pensión digna”.

La FAFN recibió con preocupación el anuncio que hizo ayer el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, sobre la pensión de los “baby boomers”, la gran generación de españoles nacidos en las décadas de los 60 y 70, que, tras años de cotización, se encontraron con que tendrían que alargar la edad de jubilación -una vez más- o asumir un recorte de su pensión.

El anuncio del ministro, que hoy ha matizado tras el revuelo generado, se hacía horas después de que el Gobierno presentara la reforma de las pensiones firmada con los agentes sociales sin hablar del denominado “factor de sostenibilidad”, el mecanismo para garantizar las pensiones en un escenario de baja natalidad como el actual.

Sobre ello, la FAFN considera que el Gobierno tiene que buscar un sistema justo que tenga en cuenta a los que más han aportado, y “garantizar la jubilación, en tiempo y forma, de los que están haciendo posible el relevo de población, porque esa es la garantía mínima para el sistema de pensiones”, explica el presidente de la Federación Española de Familias Numerosas, José Manuel Trigo.

En este sentido, la FAFN reclama al Gobierno que tenga en cuenta a los ciudadanos que tienen hijos por encima del índice de reposición y, en especial, a las familias numerosas, que son las que consiguen equilibrar la pirámide de población, seriamente amenazada con un índice de fertilidad de solo 1,2 hijos por mujer, muy lejos del 2,1 que se necesita para garantizar el relevo de población.

Sobre el anuncio del ministro Escrivá, que después ha corregido asegurando que no hay nada decidido, la FAFN critica la falta de previsión del Gobierno en el tema de las pensiones. “Los expertos llevan años advirtiendo de la baja natalidad, del grave problema del envejecimiento de la población, diciendo que el sistema no se sostiene, que hay que invertir en políticas familiares… y ahora nos encontramos con una gran indefinición sobre cómo se van a garantizar las pensiones y el temor a que, de nuevo, sea el ciudadano medio el que asuma el coste con un ajuste en su pensión”, apunta Trigo.

“Se habla de “solidaridad” y de “equidad intergeneracional”, pero eso no puede suponer nunca que los que más han aportado sean los que menos reciban, lo más justo sería “más hijos, más pensión”, porque quien más aporta tienen que ver compensada esa aportación al sistema”, destaca el presidente de la FEFN subrayando que “nuestros hijos ya están contribuyendo a un sistema del que se benefician todos. Y, además, mientras una persona sin hijos puede hacerse un plan privado de pensiones, las familias que tenemos más hijos no tenemos normalmente renta disponible para recurrir a esos planes de jubilación, nuestra capacidad de ahorro es muy limitada”.